13 ago. 2008

Un corazón del tamaño de un VW

Fue el cumpleaños de esta chica (que sí es adorable) y quise hacer algo especial para ella. Decidí retomar una técnica que había aprendido en la universidad en mis clases de ilustración, se trata de algo muy parecido a lo que se hace con el papel maché, sólo cambian un poco los materiales.

Lo primero fue hacer una estructura de alambre galvanizado, elegí uno muy delgado para poder moldearlo mejor, pero al final no resulto muy buena elección, la ballena se empezó a deformar en esta primera etapa. No tenía mucho tiempo así que decidí continuar con esta estructura.
(click en las imágenes para agrandar)



La ultima vez que intenté hacer algo con esta técnica, lo que estaba haciendo terminó así:


Temía que esta vez pasara lo mismo.

Ya con la estructura hecha, lo siguiente fue recubrirla con masking tape, tradicionalmente se usa periódico y engrudo.



El problema con el masking tape es que pierde el adhesivo y rápidamente se despega, así que lo mejor es recubrirlo con alguna pasta, yo utilicé plaster, es una pasta que se usa para cubrir las abolladuras en los autos antes de pintarlos. aplique el plaster con una espátula, ya seca la pasta se puede lijar pero yo decidí no hacerlo para conservar la textura.



Al final sólo apliqué un par de capas de pintura acrílica blanca, igual con la espátula. Una vez seca estuvo lista para trasladarla a su hábitat...

La idea es que Mariana pinte la ballena, espero que un día de estos nos comparta una foto para saber como quedó.

Dato extra: yo la iba a pintar de fresa, que bueno que no lo hice, jaja...



Feliz cumpleaños Mar.

No hay comentarios: